Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

si

Lcdo. Francisco Escandón Guevara

Detrás quedaron las sombras de debilidad y fraude que envolvieron al naciente gobierno del licenciado Moreno. El cambio de estilo, la institucionalización del diálogo nacional y la progresiva distancia tomada con respecto a la década anterior inauguró una crisis de pugnas, realineamientos y trances en el partido gobernante.

A la par el país atraviesa una profunda crisis política-institucional generada por un creciente rechazo social a la burda cooptación correísta de los organismos estatales. Ellos han encubierto una escandalosa y generalizada corrupción que involucra a cercanos colaboradores del ex presidente y, más temprano que tarde, terminará mostrando la verdadera responsabilidad de Rafael en la trama de sobreprecios, coimas, negociados, tráfico de influencias, lavado de activos y otros delitos.

Pero la lucha anticorrupción aún merece solo tibias acciones desde la fiscalía y la justicia subordinadas a la disputa del poder político del Estado burgués, que se tensará más a propósito de la Consulta Popular.

La Consulta es una necesidad que tiene su génesis en las aspiraciones de las masas de trabajadores, jóvenes y pueblos que se movilizaron desafiando al proyecto modernizador del capitalismo y autoritario de Correa.

Además la Consulta rebasa la voluntad política del mismo licenciado Moreno, pues originalmente nació en la exigencia de respeto a los derechos de la naturaleza, en el rechazo a la expoliación de las transnacionales de los recursos naturales del Ecuador, en la necesidad de protección a los niños y adolescentes, en la movilización para impedir la reelección indefinida y las otras reformas constitucionales, en la lucha que trascendió con la consigna fuera Correa, en el reclamo de sanciones para los corruptos y hasta en la misma campaña electoral.

De allí que el trámite de presentación de las preguntas hecha desde Carondelet a la Corte Constitucional responde a esas demandas sociales. Y aunque no se recogen a plenitud las aspiraciones de las masas populares, sobretodo las preguntas vinculadas a la explotación minera y del Yasuní o aquella de las enmiendas constitucionales de diciembre del 2015 que están incompletas, se requiere presionar el dictamen de constitucionalidad favorable  para que sean las masas quienes decidan las políticas públicas del Estado.

En manos de la llamada Corte cervecera[1] está ese dictamen, la experiencia previa demuestra que en anteriores procesos de consulta este organismo compuesto por 9 jueces constitucionales calificó preguntas, las modificó y hasta las inadmitió conforme a los intereses del anterior gobierno.

¿Se puede confiar en instituciones así parcializadas?

La respuesta debe ser la vigilancia activa-movilizada de los ecuatorianos para que se acepten las preguntas propuestas, para presionar al Consejo Nacional Electoral la convocatoria a las elecciones y se respete plenamente la voluntad del pueblo que deberá convertir este proceso en un verdadero referéndum para sancionar a los corruptos y democratizar la elección de las autoridades de los órganos del Estado.

De ganar el sí en la Consulta Popular se emprendería una reforma política parcial que, aunque no rebase los límites de la institucionalidad capitalista, pondrá los clavos finales al ataúd del correísmo, pues los ejes cartesianos de la consulta son la  eliminación de la reelección indefinida de los cargos de elección popular (que jubilará a Correa y a varios caudillos políticos en sus afanes de eternizarse en el poder) y la reestructuración del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social que debe constituirse en un laxante para purgar a las autoridades de las instituciones del Estado que fueron designados sin más mérito que el ser sumisos y hasta cómplices del jerarca de turno.

Los otrora déspotas omnipotentes que presagiaban la continuidad perpetua de una falsa revolución, aquellos que incluso cometieron fraude para autodefinirse como proyecto político invencible hoy llaman regresión de derechos a que el pueblo decida en las urnas, ahora cínicamente reclaman autonomía para los órganos del Estado. Eso sucede mientras muchos de sus ex compañeritos abandonan al raquítico líder autoexiliado en Bélgica y se camuflan o reciclan en las filas del nuevo gobernante, al fin y al cabo él tiene el poder.

Los afines a Moreno y hasta la derecha tradicional tratarán de capitalizar lo que desacumule el correísmo en miras de sacar ventajas en ese tradicional y odioso juego de reparto del pastel reinstitucionalizado, por ello corresponde la iniciativa de unir a las organizaciones sociales, sindicales e indígenas junto a los partidos políticos del centro a la izquierda para triunfar en la Consulta y avanzar en la exigencia al actual gobierno en el cumplimiento de sus ofrecimientos electorales. 

Es evidente que la correlación de fuerzas de las elecciones del 2017 no es la misma que la actual y será distinta luego de la Consulta Popular.

Así sobran razones para votar sí.

 

Email:      Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

               Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Blog:       fescandonguevara.wordpress.com

Twitter:     @PanchoEscandon

Facebook         :  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


[1] En el año 2010 un grupo de ex trabajadores de la Cervecería Nacional exigían USD. 90 millones a esta empresa por el pago de utilidades. El caso llegó hasta la Corte Constitucional (CC), misma que adoptó una resolución a favor de los empresarios y adversa a los trabajadores, pero de por medio habrían tráfico de influencias, presiones y hasta coimas que involucran a funcionarios y jueces de la CC (Patricio Pazmiño), a Alexis Mera y Richard Espinoza.

0
0
0
s2smodern

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Portada

O opcion

Opción en tu e-mail

Sé parte de nuestra red, suscríbete al boletín electrónico para que recibas en tu e-mail las noticias al día.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Páginas amigas

ecuadorlibrered

kaos

inredh

cedhu 

 en marcha

conaie

tegantai

linea de fuego

 

opciontodos

Acerca de Nosotros

 

OPCIÓN es un periódico que circula a nivel nacional cada quince días. Se editó por primera vez el 21 de enero del 2001. Tiene una línea editorial que se identifica con los sectores populares y movimientos sociales del país, por eso es un medio de comunicación alternativo; alternativo a los intereses políticos, económicos, sociales y comerciales -hegemónicos capitalistas- que guían la acción de los mass media.

JSN Megazine template designed by JoomlaShine.com