Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 Glas

 

Marco Villarruel A.

Presa de desesperación el presunto convicto Jorge Glas arremetió la mañana del viernes  29 de septiembre contra los reporteros y reporteras que habían acudido a su llamado. Siguiendo el mismo método de su mentor Correa señaló, amenazó, quitó la palabra, interrumpió, no contestó a las preguntas que le incomodaban y terminó acusando de linchamiento mediático.

En medio de gesticulaciones de pánico y rabia, pero también de impotencia, Glas ha intentado desvanecer las mil y un acusaciones que desde todos los ángulos le han hecho los ex funcionarios de Odebrech, sus ex aliados como Alexis Mera o CAPAYA, su ex empleado de TV Satelital. Están los videos, los archivos, las fotos, que le inculpan, le relacionan, le nombran, le acusan, le señalan.

Pero él lo niega todo. Como que está seguro que nadie encontrará la plata.

Ahora visita cualquier medio de comunicación que le invita aunque no cesa de acusar a la prensa de que ya le ha juzgado y condenado. Usa los medios de comunicación, pero les acusa de linchamiento. Valiéndose de la ley de Comunicación y del apoyo de Carlos Ochoa consiguió que Ecuavisa transmita una rectificación a la nota relacionada a la declaración de José Consenciao, pero la prensa nacional e internacional ya dio a conocer las gravísimas acusaciones que hizo el reo brasileño. Nadie podrá lavar la imagen internacional del ex presidente, que además se aferra al cargo porque sabe que desde allí tiene mucha fuerza para evadir sus responsabilidades.

Ensaya discursos donde se dibuja como honorable, trabajador, leal. Hasta revolucionario se dice. Ha pasado de negar que había tenido reuniones con su tío, hasta decir que sólo fue en Navidad, o que fue por necesidades comerciales, o porque le traía regalitos y caramelos de sus viajes a China. Ahora pide que lo enjuicien porque el tío se ha “tomado” su nombre.

Sus aliados, y quién sabe sus antiguos socios, ahora casi le dan la espalda. Ya no salen con ese entusiasmo que caracterizó a las “Pames” o a las “sumisas”, y comienzan a poner distancias, conocedores quizá de un inminente llamado a juicio o de agravamiento de las medidas cautelares que se vienen desde la Fiscalía. Ex funcionarios, ex aliados militares y policiales, gentes que se beneficiaron del gobierno anterior, ahora miran a otro costado, se hacen los desentendidos, y se refieren a la política solamente desde temas como la violencia o la probable consulta.

Sin embargo, un hecho de gravedad es la impunidad que hasta el momento ampara al ex presidente Correa, a pesar de que algunas declaraciones o documentos ya lo incriminan. Para sacarse el bulto, Correa ha declarado muchas veces que daría su vida por la honradez de Glas, lo cual le hace sujeto de sospecha por encubrimiento. Hasta ahora los jueces han hecho la vista gorda. De la misma manera, Correa arremete contra los medios de comunicación y contra los periodistas. Incluso en su aparatosa aparición en Bogotá acusó a los medios y casi dijo que eran los responsables de los que ocurría en el Ecuador.

0
0
0
s2smodern

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Portada

O opcion

Opción en tu e-mail

Sé parte de nuestra red, suscríbete al boletín electrónico para que recibas en tu e-mail las noticias al día.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Páginas amigas

ecuadorlibrered

kaos

inredh

cedhu 

 en marcha

conaie

tegantai

linea de fuego

 

opciontodos

Acerca de Nosotros

 

OPCIÓN es un periódico que circula a nivel nacional cada quince días. Se editó por primera vez el 21 de enero del 2001. Tiene una línea editorial que se identifica con los sectores populares y movimientos sociales del país, por eso es un medio de comunicación alternativo; alternativo a los intereses políticos, económicos, sociales y comerciales -hegemónicos capitalistas- que guían la acción de los mass media.

JSN Megazine template designed by JoomlaShine.com