Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

educacion superior

Por Redacción Opción

El sistema de educación superior que se ha implementado en el Ecuador desde el 2011 ha truncado principalmente la posibilidad de que alrededor de 600 mil jóvenes ingresen a las universidades públicas del país. Seis años más tarde, las consecuencias de un programa que no toma en cuenta la realidad de los estudiantes, y la estigmatización que sufre la universidad ecuatoriana a través de clasificación en categorías y asignación de presupuestos desiguales, son secuelas que se las ha palpado cada vez con mayor intensidad, manifiesta Andrés Quishpe, presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE).

 “La gestión educativa aplicada por el correísmo ha sido un fracaso total, llena de improvisación y desconocimiento sobre cómo solucionar los problemas educativos. Si bien es cierto se han construido un grupo de escuelas del milenio y nuevas universidades, pero el cemento no soluciona por sí solo la calidad educativa y el desarrollo educacional de un país. Crearon aproximadamente 60 unidades del milenio pero cerraron un sin número de escuelas comunitarias en las áreas rurales, construyeron 4 universidades pero desfinanciaron al conjunto de universidades públicas. La sociedad del conocimiento no se construye edificando paredes, sino fortaleciendo el sistema educativo como tal y no dejando a más de medio millón de jóvenes fuera de las universidades”, menciona Quishpe.

Así también asegura que la negativa al libre ingreso a la universidad es una de las tantas calamidades que han tenido que padecer los estudiantes gracias a las políticas del régimen correísta. “Defender el libre ingreso a la universidad significa planificar desde cuantas carreras y cuantos profesionales necesita el país en educación, en ingenierías, en arquitectura, en salud, etc. Por ejemplo, cada año se gradúan 2000 médicos generales pero apenas hay 500 cupos para especializarse, entonces cuando un paciente asiste a los ‘nuevos hospitales’ hacen falta especialistas, por lo tanto esa falta de organización dificulta el desarrollo del país. Significa implantar un proceso de admisión y de nivelación que reconozca la plurinacionalidad de nuestro país, porque hay que reconocer que vivimos en un sistema educativo inequitativo, por lo que un examen de ingreso a la universidad no mejora la calidad educacional, al contrario, acentúa la desigualdad social”, indica este dirigente estudiantil.

Otra de esas tantas calamidades ha sido la vulneración a la autonomía universitaria, que en este periodo ha sufrido grandes cambios o alteraciones que a la final le han beneficiado al gobierno más no a la comunidad educativa. “Recuperar la autonomía universitaria implica recuperar la autonomía académica, financiera y administrativa, es decir redimir el desarrollo de la universidad ecuatoriana. Es ilógico que tengamos el derecho a sufragar a los 16 años pero que no tengamos el derecho a elegir rector o director de carrera, derecho que sí lo teníamos años atrás, con el cogobierno y con la participación directa de los estudiantes. Hoy, carrera que no planifica su malla curricular de acuerdo al Plan del Buen Vivir no acredita; entonces la universidad ha dejado de planificar para los intereses de la sociedad ecuatoriana y ha pasado a planificar para los intereses de los gobiernos de turno”, manifiesta Quishpe.

A continuación se detallan algunas del sinnúmero de falencias por las que tiene que atravesar la educación superior gracias al gobierno de la famosa “Revolución Ciudadana”.

  • El Bachillerato General Unificado (BGU) continúa envuelto en una alta dosis de improvisación. Lo preocupante es que los bachilleres, que están saliendo con esta denominación, prefieren pagar previamente un curso de nivelación a la universidad antes que someterse de manera directa a las pruebas del SNNA.
  • El sistema de ingreso a la universidad regentado por la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación- SENESCYT, ha dejado a más de medio millón de bachilleres fuera de la universidad.
  • Los exámenes de ingreso a la universidad demuestran que se aplica un sistema discriminatorio, que impide a cientos de estudiantes pobres, continuar una carrera profesional que mejore en algo su calidad de vida. Mientras a aquellos jóvenes que provienen de colegios de primera categoría les va mejor en la prueba de aptitud.
  • A esto se suma que los estudiantes que obtienen un cupo son enviados a carreras que no desean o que se encuentran fuera de su ciudad de origen, arrastrando con ello la división del núcleo familiar y gastos económicos que han llevado a  las familias a endeudarse.
  • Mientras que los bachilleres que no obtienen un cupo, tienden a dejar de estudiar en la mayoría de los casos y otros a endeudarse mediante préstamos económicos de la banca para poder ingresar a una universidad privada, constituyéndose así en una nueva expresión de la privatización de la educación superior en el Ecuador.
  • El gobierno ha eliminado el presupuesto para los cursos de nivelación de carrera con que contaban las universidades como mecanismo de nivelación en conocimientos, frente a los desniveles en el bachillerato y el fracaso del BGU.
  • El correísmo sujeta a los centros de educación superior a su plan de gobierno, caso contrario no los acredita, los cierra o baja de categoría. Tal como sucedió con la universidad de los pueblos indígenas Amawtay wasi, la cual fue cerrada por no cumplir con los estándares de acreditación.
  • Los procesos de evaluación y acreditación intentan generar universidades al estilo norteamericano y europeo, llevando a que la universidad ecuatoriana pierda su experiencia, su historia, su sentido y espacio, pues no toma en cuenta la realidad de nuestros pueblos.
  • La participación estudiantil en los procesos de evaluación y acreditación está sujeta al simple papeleo administrativo o a la rendición de un examen de fin de carrera.
  • El propósito del correísmo ha sido crear universidades funcionales, controladas, sumisas, disciplinadas y productoras de recursos humanos y conocimientos directamente vinculados a la esfera productiva del mercado capitalista y sus monopolios.
  • La libertad de cátedra está condenada. Si un docente no arma su Sílabo acorde a los parámetros expresados en la documentación de los entes de control de la educación superior, está abocado en el futuro a ser sancionado.
  • Los constantes retrasos y recortes al presupuesto de las universidades públicas, especialmente en el ámbito de la investigación, haN crecido notablemente.
  • La población en edad universitaria cayó de 21% en 2012 a 19% en 2015. Los días 3, 4 y 5 de marzo 335.307 jóvenes rindieron la prueba Ser Bachiller (54 % corresponde a jóvenes rezagados que no han podido ingresar a la U años atrás), sin embargo las universidades públicas y privadas ofrecieron 145.000 cupos, es decir que más del 50% está condenado a no ingresar a la universidad.
  • Cada año un promedio de 200.000 jóvenes pasan a engrosar la lista de quienes no estudian ni trabajan, (los ninis).

·        En los casos de la Universidad de Guayaquil y la Central el número de cupos en los dos últimos años bajó de 50.000 a 25.000 anuales, frente a una demanda promedio de 300.000 jóvenes.

  • Las propuestas aplicadas por el correísmo en esta segunda vuelta expresan que el discurso de la calidad educativa es pura demagogia y lo único que buscan es votos, pues el correísmo ha sido el responsable de dejar a 600 mil bachilleres fuera de la universidad y de imponer en el 2015 al 46% de jóvenes carreras de segunda y quinta opción.

“Es necesario reformar la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES) y construir una nueva educación universitaria, en la que se respete el libre ingreso a las universidades y la autonomía universitaria, en la que se entregue mayor presupuesto para la educación, en la que se pueda elegir a las autoridades universitarias y para que exista una mayor participación en el cogobierno”, dice Quishpe, y asegura que todo esto se lo conseguirá cerrándole las puertas al correísmo y continuando en la lucha, como se lo ha hecho hasta ahora.

0
0
0
s2smodern

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Portada

OPCION 342

Opción en tu e-mail

Sé parte de nuestra red, suscríbete al boletín electrónico para que recibas en tu e-mail las noticias al día.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Páginas amigas

ecuadorlibrered

kaos

inredh

cedhu 

 en marcha

conaie

tegantai

linea de fuego

 

opciontodos

Acerca de Nosotros

 

OPCIÓN es un periódico que circula a nivel nacional cada quince días. Se editó por primera vez el 21 de enero del 2001. Tiene una línea editorial que se identifica con los sectores populares y movimientos sociales del país, por eso es un medio de comunicación alternativo; alternativo a los intereses políticos, económicos, sociales y comerciales -hegemónicos capitalistas- que guían la acción de los mass media.

JSN Megazine template designed by JoomlaShine.com