Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

propaganda

Por: Tatiana Carcelén

La propaganda es un pilar fundamental dentro de los diferentes procesos políticos y sociales de cada país, ya que muchas veces es utilizada con la intención de orientar, organizar, movilizar y concientizar, mientras que otros, en su mayoría, quienes defienden los intereses de los grandes capitales, la usan en la forma más perversa.

Para determinar cuales han sido los principales elementos que han regido a la propaganda oficialista en Ecuador, OPCIÓN dialogó con Guido Proaño, Director del medio de comunicación digital EcuadorLibreRed y experto en temas propagandísticos.

¿Qué características definirían a la comunicación gubernamental y de Alianza País en esta década?

Es necesario reconocer que Rafael Correa durante esta década ha articulado una acción de propaganda gubernamental a niveles antes no utilizados, pues, en el caso de la llamada ‘revolución ciudadana’, se trabajaró por afirmarse en el poder, mostrándolo como un proyecto totalmente innovador, transformador, que dejaba atrás lo que ellos denominaron ‘el pasado neoliberal’ .

Dicha propaganda exalta al líder como una persona con absolutas capacidades, a lo cual se acompaña una política de difamación y de negación de las capacidades de los opositores. Inclusive han tenido la osadía de plantearse como referentes internacionales en muchos aspectos y mostrar a la ciudadanía que las miradas a nivel internacional se posan en el Ecuador para ver qué pasos damos aquí en pro de salvar el mundo.

¿Qué tipo de discurso es el que se ha usado?

Podemos señalar la utilización de la mentira como política de estado; en el curso de la acción gubernamental vamos a encontrar que siempre acude a la mentira como una forma de asegurar un respaldo a sus posiciones. Otro elemento que conviene plantear es que el gobierno tiene una capacidad de victimizarse, siendo él mismo el victimario.

Esto forma parte de un elemento mayor que es la manipulación de los factores emotivos de la gente de una manera brutal; por ejemplo, el momento en que el gobierno tiene problemas siempre encuentra un enemigo no individual sino del país. Es decir, cuando uno mira la propaganda gubernamental no estamos hablando de una propaganda doctrinaria, sino que en general se compone de elementos emocionales fuertes y por eso es que sus adherentes están en esa condición sobre la base de elementos emocionales.

¿Es cierto lo que algunos dicen, que Alianza País ha robado a la izquierda su discurso?

Para responder y entender ese fenómeno hay que mirar las circunstancias políticas y sociales de ese momento: Correa surgió con una propuesta básicamente democrática y progresista, en un período en el cual en toda la región los regímenes neoliberales habían provocado nefastas consecuencias en las condiciones de vida de los pueblos, por lo cual el movimiento respaldó dicho proyecto, pero esos sectores siempre tuvieron el cuidado de calificar al proceso de progresista y democrático porque entendían que no era un gobierno de izquierda revolucionaria, sin embargo desde fuera de la izquierda le dieron el calificativo de un gobierno izquierdista.

¿Logró posicionarse como una fuerza de izquierda, como un proceso revolucionario?

En el plano de la batalla propagandística, creo que logró posicionarse durante mucho tiempo y en varios sectores en el plano local e internacional como la expresión de un gobierno de izquierda, pero el que se posicione como tal por sus propios intereses y calificativos no significa necesariamente que sea de izquierda. El gobierno coincidió con un período que le dio mucha plata, 300 mil millones de dólares, lo que le posibilitó invertir y destinar un tanto de esa obra al ámbito social y otro tipo de cosas, por lo cual la gente dice “sí hay una cuestión distinta, esa es la izquierda”, y claro, articula a toda esa cuestión el concepto de Socialismo del siglo XXI.

Vemos que dentro de todo el material mediático se han generado algunas consignas como “avanzamos patria”, “la patria ya es de todos”, entre otras, ¿cómo cree que han hecho daño todas estas estrategias propagandísticas?

El gobierno, al manipular los elementos emocionales, ha tenido la capacidad de construir una ficción: la gente cree que el país que está viviendo es cualitativamente superior. Hay un proceso de alienación en un sector de la sociedad, que es la que está ciega, pero no es que está ciega doctrinariamente, sino que es un sector donde pesa todavía lo emocional, por eso si Correa dice que está bien, así es, y si dice que está mal, está mal; eso proyecta la posibilidad de que la eventual derrota de Correa en el próximo proceso electoral no implica que se finiquiten ya las cosas, el peso del correísmo va a acompañarnos algún tiempo más , porque el correísmo continuará apelando al recuerdo con la frase “Prohibido olvidar”.

¿Cómo esta institucionalidad comunicacional, propagandística, ha afectado a la izquierda revolucionaria al presentarla como violenta, sin convocatoria, sin representatividad?

Es innegable que en estos años de correísmo la izquierda ha sido afectada, no en el campo de una confrontación de posiciones políticas, sino porque este régimen, aprovechando toda la institucionalidad, ha entrado en todo un proceso de acción para golpear y dividir al movimiento social y a la izquierda. Si bien es cierto el discurso del oficialismo habla de pelucones, pero las acciones políticas y represivas de este régimen han estado orientadas contra las centrales sindicales, contra el movimiento de los trabajadores, contra el movimiento de los estudiantes, contra el movimiento indígena, y ha trabajado por crear una nueva FEUE, la Red de Maestros, la Central Unitaria de Trabajadores, una federación campesina, etc.

Durante esta reciente campaña, ¿qué tan persuasiva resultó la comunicación gubernamental en relación a posicionar ideas en el electorado sobre lo que ha significado la década para el país y sobre la imagen de Lenín Moreno?

Cuando uno mira las imágenes en la propaganda de Lenín Moreno lo muestran como una persona excesivamente buena, lo que evidencia que la estrategia es alejarse un poco de esa imagen violenta, dura, de Rafael Correa. Eso es parte de la manipulación, porque están presentando un personaje “angelical” dentro de un proyecto perverso que ha criminalizado la lucha social, ha asaltado los recursos del estado, ha sido corrupcto, etc.

El otro elemento en la propaganda de Moreno es que cayó en la oferta populista y demagógica. Ha sido un personaje contradictorio en sus discursos, que no tiene personalidad propia, lo cual quieren ocultar tratando de mantenerle como una persona que está en un nivel muy superior y es por eso que no le llevan a los debates.

Según lo que hemos conversado: un gobierno que ha invertido mucho en propaganda, que ha generado alienación bastante fuerte en términos propagandísticos, ¿en este proceso electoral, qué caracterizó a la propaganda de Acuerdo Nacional por el cambio?

El fuerte del Acuerdo Nacional por el Cambio (ANC) fue presentar una propuesta política acorde a las necesidades de las circunstancias económicas, políticas y sociales del Ecuador, propuesta que articuló de forma integral todos los aspectos que el Estado tiene que tratar; fruto de un debate, del movimiento social y asumido por las organizaciones de izquierda.

La campaña del ANC tuvo como elemento fundamental la relación directa de los candidatos con los distintos sectores sociales, y la carencia de recursos materiales de alguna manera fue suplida por la relación personal.

¿A qué se debe que el electorado no haya percibido con claridad lo que significaba en términos políticos la candidatura de Paco Moncayo y lo que realmente representaban los candidatos de derecha?

En este proceso electoral la sociedad ecuatoriana está muy polarizada entre correístas y anticorreístas. Entonces, en la visión de la mayoría estaba planteado quien NO debe estar en el próximo gobierno, por lo cual había mucha expectativa sobre quien podía derrotar al candidato oficialista, por lo que la postulación de Moncayo en esas circunstancias no logró crecer más en el primer tramo y las posibilidades de llegar a la segunda vuelta resultaban muy difíciles a pesar de los esfuerzos.

En el caso concreto de Unidad Popular, ¿qué es lo que se intentó posicionar en términos comunicacionales?

Unidad Popular se propuso impulsar el proyecto del Acuerdo Nacional por el Cambio y posicionarse como organización nueva, hacer que la gente le conozca y otros que le reconozcan de donde viene; puso a sus mejores hombres y mujeres como candidatos: dirigentes de organizaciones sociales y populares de gran prestigio. Entonces, lo que buscaba era lograr que el ANC obtenga el triunfo, ese era el proyecto político del movimiento y obviamente en medio de la campaña lograr un posicionamiento de Unidad Popular como una organización con planteamientos de izquierda.

¿Qué experiencias positivas y avances identifica en el desarrollo de la propaganda de la izquierda, particularmente en el caso de Unidad Popular?

Un primer elemento es que se logró una rápida articulación de elementos propagandísticos en el curso de la campaña a nivel de las provincias; a pesar de que fue una campaña muy corta, Unidad Popular buscó convertirse en ariete del Acuerdo Nacional por el Cambio.

Otro elemento fundamental es la riqueza de la acción propagandística gracias a la militancia, que luego de sus actividades particulares destina esfuerzos para hacer política; esto le da una connotación totalmente distinta.

Creo que si bien los resultados electorales para UP no son muy favorables, sí se ha cumplido el objetivo de que ahora tenemos un posicionamiento, la gente nos conoce. Hay que empezar a trabajar con miras a fortalecer la estructura partidaria y afirmar las posiciones políticas en la gente.

0
0
0
s2smodern

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Portada

OPCION 342

Opción en tu e-mail

Sé parte de nuestra red, suscríbete al boletín electrónico para que recibas en tu e-mail las noticias al día.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Páginas amigas

ecuadorlibrered

kaos

inredh

cedhu 

 en marcha

conaie

tegantai

linea de fuego

 

opciontodos

Acerca de Nosotros

 

OPCIÓN es un periódico que circula a nivel nacional cada quince días. Se editó por primera vez el 21 de enero del 2001. Tiene una línea editorial que se identifica con los sectores populares y movimientos sociales del país, por eso es un medio de comunicación alternativo; alternativo a los intereses políticos, económicos, sociales y comerciales -hegemónicos capitalistas- que guían la acción de los mass media.

JSN Megazine template designed by JoomlaShine.com