Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

odebrecht

Por: Redacción Opción

 

En julio del 2015, estalló en Brasil uno de los escándalos más sonados a nivel mundial. El presidente de la compañía constructora Odebrecht, la más grande de la región continental era detenido por su vinculación en casos de sobornos (ejemplo caso Petrobras) a funcionarios del gobierno de Dilma Russef  para obtener millonarios contratos en el país carioca.

A partir de esa fecha también se hizo público el secreto a voces de las grandes empresas y  modus operandi del gigante constructor sudamericano: “las coimas” institucionalizadas para altos funcionarios de los gobiernos y así obtener los más jugosos contratos en los países vecinos, durante los últimos 30 años.

En Colombia, Perú y otros países, incluso del viejo continente, se han dispuesto las indagaciones y las auditorías de las obras realizadas por Odebrecht, gracias a las publicaciones del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, dejando como resultado varios detenidos implicados en las denuncias de millonarios sobornos para adjudicar dichos convenios.

 

En el Ecuador, según los datos del Departamento de Justicia norteamericano, las coimas superan los 33,5 millones de dólares, sin embargo esta información no ha sido importante para el Presidente Correa, pues exige más pruebas, y  trata de desviar la atención culpando a  funcionarios de gobiernos anteriores, que habrían entregado a dedo contratos a la empresa brasileña,  pero resta importancia a los convenios con dicha constructora en estos últimos diez años. Casos como las hidroeléctricas y las vías realizadas en la alcaldía de Augusto Barrera, de Alianza País, que ya fueron investigados y denunciados oportunamente por la Comisión Anticorrupción y en los que claramente existen sobreprecios, como señala la denuncia.

 

Ante todo este escándalo, la justicia hace lo mejor que aprendió en esta década: no ve, no escucha y no trabaja. Mientras la mirada del pueblo está en la pelota de la corrupción que no quiere salir de la cancha del oficialismo, sin embargo los mejores jugadores aliancistas la lanzan a territorio del alcalde de Quito, Mauricio Rodas, de SUMA, por el contrato de la segunda fase del Metro, que tiene un sinnúmero de preguntas pero ninguna respuesta. También el espacio socialcristiano se ve salpicado, por lo que  Jaime Nebot, ex gobernador del Guayas del gobierno de León Febres Cordero y actual alcalde de Guayaquil, se ha encrespado, pues se desempolvaron los negocios que dejaron nuevos ricos en el Ecuador, y enriquecieron más a la constructora.

 

Estas jugadas estratégicas les hunden más a todos, la derecha tiene manchadas sus manos, y la contienda electoral se opaca para el candidato de la 35, que tiene a Jorge Glas como candidato a la vicepresidencia –el mayor implicado en hechos de corrupción durante estos 10 años-.  Nebot a su vez, y su pasado opaca a Cinthia Viteri y Guillermo Lasso, este último que fue parte del gobierno de Mahuad también involucrado en estos quehaceres. ¿Quién es el más culpable? ¿Quién es el más corrupto?

 

El primer mandatario quiere curarse en sano y envió a su secretario jurídico a Brasil, a fines de enero, para pedir a la constructora la lista oficial de los funcionarios que estuvieron en el Ecuador en estos últimos 30 años. Del viaje se conoce que Alexis Mera contactó con una firma de abogados para facilitar las investigaciones en este caso, también que acudió “al Ministerio Público Federal de ese país, a nombre del presidente Correa, pidiendo se facilite y comparta la información de eventuales actos de corrupción efectuados en el Ecuador en las últimas tres décadas.

 

Mera, por su parte, anunció que el intercambio de información entre los dos países (Ecuador- Brasil) se dará a través de la fiscalía, y dijo que si escapa alguien que fue corrompido, “no nos echen la culpa si se fugan”. Versiones que no calan en la conciencia de la sociedad, que ya no les cree.

Correa no puede lavarse las manos, la corrupción en el caso Odebrecht y otros casos le cubre la cabeza al mandatario, pues la lista de megaprecios en todas las obras saltan a la vista; mientras el fiscal general cubre de humo la situación señalando como culpable y corruptora a Odebrecht y agilitando trámites para encontrar culpables que no son del correísmo.

 

0
0
0
s2smodern

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Portada

OPCION 342

Opción en tu e-mail

Sé parte de nuestra red, suscríbete al boletín electrónico para que recibas en tu e-mail las noticias al día.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Páginas amigas

ecuadorlibrered

kaos

inredh

cedhu 

 en marcha

conaie

tegantai

linea de fuego

 

opciontodos

Acerca de Nosotros

 

OPCIÓN es un periódico que circula a nivel nacional cada quince días. Se editó por primera vez el 21 de enero del 2001. Tiene una línea editorial que se identifica con los sectores populares y movimientos sociales del país, por eso es un medio de comunicación alternativo; alternativo a los intereses políticos, económicos, sociales y comerciales -hegemónicos capitalistas- que guían la acción de los mass media.

JSN Megazine template designed by JoomlaShine.com