Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

andres quishpe

Por Mayra Toapanta

Andrés Quishpe es Licenciado en Ciencias de la Educación, ex presidente de la Federación de Estudiantes Secundarios del Ecuador (FESE), ex presidente de la Juventud Revolucionaria del Ecuador (JRE), ex representante estudiantil del Cogobierno de la Facultad de Filosofía de la Universidad Central del Ecuador (UCE), editorialista de revistas y diarios nacionales, y presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE). A sus 28 años este joven líder, sencillo, humilde e intelectual, hoy se postula, mediante propuestas claras y viables, en defensa de la educación y los derechos de todos, como candidato a asambleísta nacional por Unidad Popular.

¿Por qué los jóvenes de hoy parecen tan indescifrables para los políticos que intentan llegar con su mensaje y obtener su voto?

Todo depende del sector que pretenda llegar a los jóvenes. En el caso del Acuerdo Nacional por el Cambio, del que son parte Unidad Popular y las organizaciones sociales, no se nos ha hecho difícil llegar con nuestras propuestas, ya que hemos venido luchando día a día junto a los jóvenes: por el acceso al trabajo, por el ingreso a la universidad, por que las prácticas pre profesionales sean reconocidas como primera experiencia laboral y otras; entonces, el estar relacionados con los estudiantes exigiendo sus derechos nos ha permitido conocer su realidad; lógicamente, para los otros partidos políticos que aparecen solo en épocas de elecciones ese contacto sí es muy complicado.

¿Cómo Andrés Quishpe logró ganarse la confianza de los estudiantes?

Desde que llegué a las aulas secundarias y a las aulas universitarias me gané la confianza de la juventud sobre todo porque los planteamientos y proyectos se han cristalizado en realidades que responden a sus necesidades, es decir, sobreponiendo a los intereses individuales los intereses sociales. En la secundaria la lucha por el carnet estudiantil fue una victoria que nos permitió acceder al derecho del medio pasaje, en la universidad la defensa de la gratuidad de la educación, la defensa de los procesos de titulación, la defensa de una educación vinculada a la calidad y no solo a simples trámites o papeleos, son acciones realizadas que han permitido que los estudiantes confíen en mi palabra.

¿Cómo califica la gestión educativa aplicada por las políticas del gobierno?

Un fracaso total, lleno de improvisación y desconocimiento sobre cómo solucionar los problemas educativos. Si bien es cierto se han construido un grupo de escuelas del milenio y nuevas universidades, pero el cemento no soluciona por sí solo la calidad educativa y el desarrollo de un país. Crearon aproximadamente 54 unidades del milenio pero cerraron un sinnúmero de escuelas comunitarias, construyeron 4 universidades pero desfinanciaron al conjunto de universidades públicas; entonces la sociedad del conocimiento no se construye edificando paredes, sino fortaleciendo el sistema educativo como tal y no dejando medio millón de jóvenes fuera de las universidades.

¿Por qué plantear el libre ingreso a la universidad no significa volver a la mediocridad?

Defender el libre ingreso significa planificar desde cuantas carreras y cuantos profesionales necesita el país en educación, en ingenierías, en arquitectura, en salud, etc. Por ejemplo, cada año se gradúan 2000 médicos generales pero apenas hay 500 cupos para especializarse, entonces cuando un paciente asiste a los “nuevos hospitales” hacen falta especialistas, por lo tanto esa falta de organización dificulta el desarrollo del país. Significa implantar un proceso de admisión y de nivelación que reconozca la plurinacionalidad de nuestro país, porque hay que reconocer que vivimos en un sistema educativo inequitativo, por lo que un examen de ingreso a la universidad no mejora la calidad educacional, al contrario, acentúa la desigualdad social, entonces lo que exigimos es libertad de acceder a la universidad y libertad de escoger la carrera. Además se debería respetar el derecho constitucional y universal del acceso a la educación como progreso de nuestros pueblos.

En el actual proceso de elecciones los candidatos están ofreciendo recuperar la autonomía universitaria, pero más allá de los ofrecimientos, como representante universitario ¿por qué es tan indispensable recuperar este derecho?

Recuperar la autonomía universitaria implica recuperar la autonomía académica, financiera y administrativa, es decir redimir el desarrollo de la universidad ecuatoriana. Es ilógico que tengamos el derecho a sufragar a los 16 años pero que no tengamos el derecho a elegir rector o director de carrera, derecho que sí lo teníamos años atrás con el cogobierno y con la participación directa de los estudiantes. Hoy, universidad que no planifica su malla curricular de acuerdo al Plan del Buen Vivir es una carrera que no acredita, entonces la universidad ha dejado de planificar para los intereses de la sociedad ecuatoriana y ha pasado a planificar para los intereses de los gobiernos de turno.

¿Si ustedes estuvieran en el poder, cerrarían Yachay y las otras universidades emblemáticas de este gobierno? ¿Qué harían con ellas?

Para nada, no podríamos cerrar universidades que han sido construidas con el dinero de los recursos naturales del pueblo ecuatoriano, lo que haríamos es repotenciar esas universidades pero satisfaciendo las necesidades que tiene nuestro país; deberían dejar de ser universidades de élite para pasar a ser universidades que respondan a los intereses de las provincias y ciudades cercanas a esas instituciones. En el caso de la Universidad Nacional de Educación (UNAE), ubicada en el sur, es necesario que se expanda a universidad politécnica. En el caso de YACHAY, ubicada al norte, debería ser una universidad que abra carreras requeridas por la provincia y así acoja a los cientos y miles de jóvenes que han tenido que salir a lugares muy lejanos.

¿Cree que el movimiento estudiantil volverá a ser protagonista en la vida social y política del país?

El movimiento estudiantil siempre ha sido protagonista de la vida del país, tal vez no es ahora el volcán al que hemos estado acostumbrados los ecuatorianos, pero no en vano más de 600 estudiantes secundarios de los colegios Mejía, Central Técnico y Montufar, fueron criminalizados y perseguidos por el gobierno de Rafael Correa. La juventud de ahora no es la de los años 60 o de los 80 que enfrentó dictaduras militares, pero algo que siempre tiene en común es el anhelo de cambio y transformación. Los jóvenes en este proceso han jugado un papel muy importante y  me atrevo a decir que una expresión estratégica de la juventud en estos últimos días va a ser castigarle al correísmo en las urnas y llevarle al gobierno al Acuerdo Nacional por el Cambio bajo su voluntad democrática.

“Soy todo lo que soy gracias a mi militancia en la izquierda revolucionaria, para mí no es necesario solamente acabar con esa triste noche neoliberal, sino también acabar con la pesadilla que se llama capitalismo; creo que la única salida es instaurar el socialismo, pero no el que habla Rafael Correa, donde la familia El Juri tiene más y más, sino en donde el que trabaja come, en donde se atienda a todas las necesidades que tiene la población, sin explotación”, anhela Andrés con gran ilusión.

Andrés Qhispe se ha convertido en un referente para la juventud ecuatoriana gracias a cada una de sus luchas emprendidas con el fin de defender los derechos de los estudiantes, de la juventud y de los sectores sociales con los cuales se siente identificado. Su vida no ha sido fácil, ha sufrido en carne propia las necesidades ocasionadas por las políticas de los gobiernos neoliberales, necesidades que le impulsaron a combatir la línea del imperialismo y levantarse como todo un líder revolucionario. Por eso hoy la juventud apoya su plan de gobierno y confía en que trabajará por reformar la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES) y construir una nueva educación, en la que exista el libre ingreso a las universidades, la autonomía universitaria, mayor presupuesto para la educación, para que se pueda elegir democráticamente a las autoridades universitarias y para que exista una mayor participación en el cogobierno universitario.

EL DATO.

Unidad Popular es el único movimiento que en estas elecciones tiene como candidatos a 36 jóvenes profesionales, estudiantes, artistas, trabajadores, mujeres e indígenas, entre 18 a 29 años, en sus listas a nivel nacional y provincial.

 

0
0
0
s2smodern

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Portada

O opcion

Opción en tu e-mail

Sé parte de nuestra red, suscríbete al boletín electrónico para que recibas en tu e-mail las noticias al día.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Páginas amigas

ecuadorlibrered

kaos

inredh

cedhu 

 en marcha

conaie

tegantai

linea de fuego

 

opciontodos

Acerca de Nosotros

 

OPCIÓN es un periódico que circula a nivel nacional cada quince días. Se editó por primera vez el 21 de enero del 2001. Tiene una línea editorial que se identifica con los sectores populares y movimientos sociales del país, por eso es un medio de comunicación alternativo; alternativo a los intereses políticos, económicos, sociales y comerciales -hegemónicos capitalistas- que guían la acción de los mass media.

JSN Megazine template designed by JoomlaShine.com