Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

corrupcion

Por: Amparo Sigcha

Petroecuador-EP en todos los gobiernos fue vista como la mina de dinero; en todos los gobiernos aparecieron nuevos empresarios ricos luego de cada administración de la estatal.

Con la “revolución ciudadana”, las cosas fueron distintas, los visionarios de Alianza País y sus allegados vieron que el negocio no era solo el oro negro, sino todas las áreas estratégicas. El sector petrolero fue donde más se hizo visible la corrupción, dando paso a la generación de dos  clases de nuevos ricos ecuatorianos: una la de los que obedecían y recibían sus pagos extras, y dos de los jefes, de los que ordenaban, y que junto con sus familias crearon empresas fantasmas que se llevaron millones como botín. Esta segunda clase es la que hasta hoy se trata de ocultar y purificar, y hacer aparecer a los obedientes empleados como los culpables de tanta putrefacción petrolera.

Hace más de dos años el ex asambleísta Cléver Jiménez y su entonces asesor Fernando Villavicencio denunciaron la danza de millones y el atraco que se estaba dando al sector hidrocarburífero, sin embargo las pruebas sirvieron para demandar a los denunciantes por hackeo de correos electrónicos privados para la obtención de documentos reservados. Esto da a entender que el atraco era de conocimiento oficial y se lo trató de ocultar, mientras lo del hackeo de correos nunca se pudo probar.

En las denuncias de Jiménez y Villavicencio constaba Alex Bravo, el gerente de Petroecuador hasta abril de este año, Carlos Pareja Y., el ex ministro Rafael Poveda, primo de Bayardo Poveda, los primos Baquerizo, Nilsen Arias, y un listado de los más allegados al Vicepresidente Jorge Glas.

En mayo de este año la mano sucia de la corrupción se desbordaba: Alex B. que era parte de la cúpula, fue apresado. El operador de la Refinería Esmeraldas, que antes tenía como oficio extra la venta de edredones junto con su esposa, dueño de una casa modesta, de dos terrenos valorados en 8 mil dólares y dos cuentas que no sobrepasaban los 500 dólares,  hasta el 2009, no pudo justificar sus cuentas actuales, ni sus empresas en Panamá, ni cómo su patrimonio pasó de 23.000 dólares en el 2009 a 813.000 dólares en el 2016, según sus declaraciones juramentadas en las notarías de Esmeraldas y Quito; tampoco ha justificado sus inversiones, que superan algunos millones de dólares en bancos de Panamá.

La repotenciación de la Refinería Estatal Esmeraldas fue la gota que derramó el vaso, pues otros “negocios”, que enriquecieron ilegalmente a otro medio centenar de allegados al oficialismo, saltaban a la vista, como fue la renegociación de los contratos petroleros, la entrega de campos a firmas chinas, la venta de crudo a través de intermediarios ecuatorianos, la compra ficticia de combustible, la compra de torres de perforación, la compra del terreno para la construcción de la refinería del Pacífico, los trabajos de remediación y de transporte de desechos y de combustible, entre otros contratos con empresas ficticias y reales, nacionales y extranjeras, que revelan la existencia de una red de corrupción y de mafia, tal vez la más grande en la historia del país.  Como dice el pueblo, no dejaron ni el santo ni la limosna. Mientras tanto la Contraloría General del Estado dejó pasar mucho tiempo para actuar a pesar de los indicios de corrupción que se escuchaban.

En octubre pasado se da el gran escape de Pareja Yanuzzelli, y es gran escape porque fue a la vista y paciencia de las autoridades, como ocurrió con otro correísta, Pedro Delgado, que se fue hasta despidiéndose por televisión, con la promesa de que volverá a dar la cara, cosa que nunca sucedió.

Carlos Pareja Yannuzzelli era “el pobre hombre que cayó en tentación y sucumbió en pecado”, según el Presidente Correa, que trató de limpiar el lodo que tiene el gobierno por este nuevo escándalo. En estos días ya cambió el discurso y lo tacha de sinvergüenza, como uno de los peces gordos de la troncha, y le lanza sus dardos para mostrarlo como el cabecilla de ese nido de serpientes venenosas.

En noviembre fueron apresados Marco Calvopiña, Diego Tapia y tres ex funcionarios más, que hicieron carrera en la Estatal, de quienes se conoce que su ascenso laboral y económico lo hicieron en este gobierno. A ellos se les encontró con dinero hasta en los techos, de sus domicilios en cajas y muebles, billetes que sumaban cerca de 300 mil dólares, sin contar con las inversiones en bancos nacionales y en las Bahamas, que es el caso de Calvopiña (este habría recibido depósitos de la cuenta de Panamá perteneciente a Alex Bravo). Otras mansiones fueron allanadas, pero los sospechosos ya habrían fugado.

Algunos peces fueron atrapados, pero el o los tiburones siguen nadando con perfil bajo, debido a que  las investigaciones de FOCUS, y de otros actores políticos, incluso de un asambleísta de AP, no son acogidas para dar el trámite jurídico por la Fiscalía, que reaccionó por presión mediática y de la oposición pero demasiado tarde.

El aparato mediático del gobierno quiere mostrar a Bravo, a CAPAYA de Pareja Y. y a Calvopiña y a los otros detenidos como los autores del multimillonario atraco en Petroecuador, y dar por terminado el caso con la cortina de humo de ciertas leyes que ya tuvieron el rechazo de la sociedad.

El hecho se dio, la corrupción aún no ha sido sancionada como dispone la Ley; los delitos de enriquecimiento ilícito, de asociación ilícita de funcionarios públicos, están probados; los procesos legales se muestran extremadamente lentos y sin embargo sospechosamente se cambió de fecha la audiencia de Alex Bravo del 10 de noviembre al 31 de enero próximo, cuando la efervescencia electoral estará en su cúspide, y pasaría inadvertida la posible sanción de Bravo, llamado “tesorero” de la red. El temor es que la “justicia” nuevamente aplique el sistema abreviado, como se lo hizo en el caso de Esperanza Galván, asambleísta de AP, y el ex gerente del agua potable de Esmeraldas también de AP, quienes recibieron la pena menor por situaciones similares pero de menor cuantía.

¿Quién ganó en esta década? Claramente es la corrupción, el atraco se ha dado en cada contrato; lamentablemente, otros escándalos y desfalcos se han ocultado por acciones jurídicas y políticas y han quedado en la impunidad, como está ocurriendo con el caso de la entrega de los campos petroleros, del Gran Hermano, de Pedro Delgado, COFIEC, Yachay, ENFARMA EP, la construcción de las hidroeléctricas como COCA CODO SINCLAIR, las concesiones mineras, la narcovalija, la droga en la Federación Deportiva del Guayas, y otros casos más. En estos diez años no hubo manos limpias, mentes lúcidas y corazones ardientes, sino una danza de millones para burócratas corruptos.

La responsabilidad central en el manejo de la comercialización de petróleo estuvo a cargo de Nilsen Arias, subgerente de Comercio Internacional, y Marco Calvopiña, ex Gerente de Petroecuador.

Este año 2016, el Contralor Carlos Pólit desvaneció su propio informe de marzo de 2013, en el cual señaló millonarias pérdidas en la reventa del petróleo adjudicado a Petrochina.

Un esquema de la intermediación con el crudo ecuatoriano, referido al primer contrato con Petrochina (2009). Fuente: diario El Universo

0
0
0
s2smodern

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Portada

OPCION 342

Opción en tu e-mail

Sé parte de nuestra red, suscríbete al boletín electrónico para que recibas en tu e-mail las noticias al día.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Páginas amigas

ecuadorlibrered

kaos

inredh

cedhu 

 en marcha

conaie

tegantai

linea de fuego

 

opciontodos

Acerca de Nosotros

 

OPCIÓN es un periódico que circula a nivel nacional cada quince días. Se editó por primera vez el 21 de enero del 2001. Tiene una línea editorial que se identifica con los sectores populares y movimientos sociales del país, por eso es un medio de comunicación alternativo; alternativo a los intereses políticos, económicos, sociales y comerciales -hegemónicos capitalistas- que guían la acción de los mass media.

JSN Megazine template designed by JoomlaShine.com