Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

ministro educacion

Quito, 24 de julio del 2016 

Sres Asambleistas

Pueblos Del Ecuador

Las y los estudiantes secundarios, aquellos a los que la Constitución reconoce como actores protagónicos del país, nos dirigimos a Ustedes para exhortarles a dar trámite favorable al juicio político contra el ministro de Educación, Augusto Espinosa.

El país conoció a través de un informe emitido por la Contraloría General del Estado la violación las normas establecidas en la Constitución, en los artículos 227 y 348; además de la vulneración flagrante de los arts. 5 y 6 del Reglamento de Administración y Control de Bienes del Sector Público; y, del art. 77 de la Ley Orgánica de la Contraloría General del Estado por parte del ministro Espinosa, por no haber asegurado la infraestructura de las instituciones educativas de Manabí y Esmeraldas que se vieron afectadas por el terremoto del 16 de abril.

Según el ministro Espinosa, las escuelas y colegios del país son espacios que no generan productividad, públicamente dijo: “Demuéstreme qué producción genera la escuela...” Él considera que la educación no es un espacio de inversión que aporta al desarrollo del Estado,  por lo que el aseguramiento de la infraestructura educativa es un gasto innecesario, por ello sostuvo que “No existe norma jurídica que obligue al aseguramiento de bienes no productivos como centros de salud, carreteras, escuelas...”

Esta evidente vulneración de los preceptos legales que rigen la Administración Pública ha puesto en riesgo los bienes del Estado y ha generado enormes pérdidas para el Ecuador. Estas acciones y omisiones del ministro son motivo suficiente para dar trámite efectivo al juicio político planteado ante la Asamblea Nacional, que demandamos culmine en su destitución.

Es indispensable afirmar que la direccón del Ministerio de Educación ejercida por Espinosa ha implementado una política improvisada, que ignora la realidad educativa del país, cuyas deficiones han puesto en riesgo e inclusive afectan el futuro de millones de niños, niñas y adolescentes,  violentando los derechos de maestros y maestras, de estudiantes y,  por ende, los intereses de las familias del país.

Augusto Espinosa  ha impreso un carácter antidemocrático y autoritario en la política educativa nacional, arremetiendo permanentemente contra todo aquel que expresa una voz crítica a su gestión, desconociendo las opiniones de estudiantes, maestros, de espacios investigativos, excluyéndolos de las definiciones que realiza el ministerio. Las violaciones y vulneraciones que ha cometido  durante los tres años de su gestión han sido la carácterística fundamental de su trabajo.

Los problemas en el sistema educativo no son nuevos ni se han resuelto durante esta década, menos aún durante la gestión de Espinosa; por el contrario, se han recrudecido en este periodo.  En la actualidad los estudiantes no tenemos una educación de calidad ni calidez como nos ofrecieron, no logramos acceder a la universidad, ni al trabajo por lo que nuestro futuro está en eminente riesgo, hemos sido objeto de una sistemática política represiva que ha generado que más de mil estudiantes sean sumariados y sancionados, y que 619 estudiantes sean privados de libertad,  pero que además los padres de familia sean sometidos a humillaciones públicas, obligándolos a pedir disculpas para garantizar el acceso de sus hijos a los colegios; a los maestros y maestras se los criminaliza y hoy se busca ilegalizar su organización gremial, la UNE, también se les coarta su derecho a la jubilación, argumentando que no existe presupuesto para estas obligaciones ministeriales, cabe recordar el caso de Cumanda Paez, maestra del Colegio Consejo Provincial que falleció a causa de una enfermedad catastrófica y que no  pudo contar con el estimulo económico de su jubilación,  que reflejan la política indolete del ministerio de Educación y el ministro.

Estos son algunos de los problemas que tiene la educación y que el ministro Espinosa los ha generado y ha agudizado. Si bien el país atraviesa una fuerte crisis económica, el Gobierno nacional ha afirmado de forma recurrente que la educación es el espacio de inversión prioritaria. En 2014, en el marco de la XXIV Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado, el Presidente Correa se refirió a los logros en educación desarrollados por su régimen, y propuso crear una  “economía social del conocimiento” y sostuvo, que su Gobierno ha emprendido una: “política agresiva” para promover la ciencia, tecnología e innovación, convencido de su poder transformador”.  Efectivamente, el actual régimen destina importantes recursos a la educación, por la perspectiva de desarrollo que esta proyecta. Sin embargo las declaraciones de Espinosa nos muestran lo contrario,  pero además abren una interrogante. Si los maestros reclaman jubilaciones, los padres entregan nuevamente cuotas para garantizar algunas de las adecuaciones de infraestructura, si se recortan determinadas políticas de gratuidad educativa, si no se aseguran las instituciones educativas porque no son productivas y quienes ejercen la rectoría de la educación son extremdamente inteligentes en terminos financieros, ¿En qué se invierten los recursos de la educación? ¿Cuáles son las prioridades de inversión de recursos para el ministerio y el ministro?

Una de las funciones principales de la Asamblea Nacional, es decir de ustedes Sres/as Asambleístas, es la de fiscalizar las acciones u omisiones entre el sector público y  sus funcionarios, y bajo esa condición defender los derechos e intereses de los pueblos del Ecuador.  Hoy les decimos -y exigimos- que se emprenda un proceso transparente de fiscalización al el ministro y Ministerio de Educación por sus evidentes violaciones a la Ley, por las nefastas consecuencias que su dirección en el Ministerio de Educación ha generado,   porque los derechos de quienes integramos la comunidad educativa, los más de 2 millones de estudiantes, los más de 50 mil maestros  y maestras y los millones de padres se han violentado y vulnerado desde hace años.

Nosotros, los estudiantes secundarios,  como parte del soberano que los elegimos, demandamos de ustedes celeridad, transparencia, honestidad para juzgar los actos y omisiones de Espinosa. Lo que esta en juego no son sus intereses y su condición de ministro o no, sino el futuro de millones de niños, niñas y adolescentes, de maestros y maestras, de familias enteras,  la estabilidad del área más importante para el Estado ecuatoriano, la educación. A la vez comunicamos a ustedes y a la opinión pública que emprenderemos juicios populares en las calles y plazas del país, para ratificar la destitución y salida del ministro Augusto Espinosa, esperamos de ustedes lo mismo.

Atentamente

Las y los estudiantes secundarios del Ecuador

Si deseas firmar la Carta y sumarte al pedido de destiución del Ministo Augusto Espinosa, déjanos tu mensaje aquí o envianos tu adhesión a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

0
0
0
s2smodern

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Portada

O opcion

Opción en tu e-mail

Sé parte de nuestra red, suscríbete al boletín electrónico para que recibas en tu e-mail las noticias al día.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Páginas amigas

ecuadorlibrered

kaos

inredh

cedhu 

 en marcha

conaie

tegantai

linea de fuego

 

opciontodos

Acerca de Nosotros

 

OPCIÓN es un periódico que circula a nivel nacional cada quince días. Se editó por primera vez el 21 de enero del 2001. Tiene una línea editorial que se identifica con los sectores populares y movimientos sociales del país, por eso es un medio de comunicación alternativo; alternativo a los intereses políticos, económicos, sociales y comerciales -hegemónicos capitalistas- que guían la acción de los mass media.

JSN Megazine template designed by JoomlaShine.com