Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Dia del maestro

Por: *Andrés Quishpe 

El 29 de mayo de 1920 el entonces presidente de la República del Ecuador, Alfredo Baquerizo Moreno, declaró de manera oficial el 13 de abril como: Día del Maestro Ecuatoriano, la sociedad ecuatoriana y el país no pueden ver a este día como uno más.

La declaración del Día del Maestro, se realizó a propósito del natalicio de  Juan María Montalvo Fiallos, maestro de las letras, la dignidad, el honor y la justicia.

El día del maestro ecuatoriano es un reconocimiento a quien lucho por los derechos democráticos y  básicos; es sin duda un justo homenaje a todos quienes mediante las letras, el conocimiento y la investigación ayudan al desarrollo y progreso de nuestro país. Montalvo supo sintetizar aquella frase que señala que el maestro luchando también está educando. Es menester en este día recordar el significado de ser maestro (a), su importancia, nuestro aporte académico, social y compromiso de lucha diaria.

Los maestros hacedores de sus derechos e historia    

En 1929 se fundó en Quito la Asociación General de Maestros del Ecuador y a inicios del mismo año publicó el periódico mensual que llevaba por nombre “1929”, que luego cambió al nombre “Rebeldía”, se publicaron siete números.

                                 

Durante el gobierno de Isidro Ayora y siendo Ministro de Educación el Dr. Manuel María Sánchez, se realizó el Congreso Nacional de Educación Primaria y Normal, al cual concurrieron delegados elegidos en votación directa por el magisterio primario de cada una de las provincias y por el profesorado de las escuelas normales en este evento nació el Proyecto de Ley de Educación Primaria y Normal; Bases generales para la organización de la escuela rural ecuatoriana y Plan de Organización, etc.

En el gobierno del General Alberto Enríquez Gallo, ante la exigencia de las nacientes organizaciones de educadores, con fecha 13 de abril de 1938, en homenaje al Día del Maestro, se firmó el Decreto Supremo Nº 75, por el cual dejaba “sin valor alguno los sindicatos de profesores que existen en el país”, establece la sindicalización obligatoria y determina los fines, organización y fondos del Sindicato Nacional de Educadores Ecuatorianos.

Posteriormente el Sindicato se vinculó con asociaciones obreras, culturales y de acción democrática. Sus delegados concurren al Congreso de Trabajadores del Ecuador y al IV Congreso Americano de Maestros reunido en Santiago de Chile. Luego del triunfo de las fuerzas populares en 1944 que determinó la caída del régimen de Arroyo del Río se convocó al Congreso Nacional de Unificación del Magisterio. El Congreso sesionó en Quito, en el Salón de la Ciudad y concentro a más de cinco mil educadores. Se obtuvieron resoluciones como: El magisterio frente a las conquistas populares y las masas obreras; la reforma técnica de la educación ecuatoriana; ley de escalafón y sueldos del magisterio; el problema indígena y sus conexiones con la educación, etc. Como culminación el Congreso consiguió que se restituyera la representación funcional del magisterio. Fueron designados como delegados ilustres maestros  por la costa Eloy Velásquez Cevallos y Emilio Uzcátegui por la Sierra.

Este fue el caminar del magisterio ecuatoriano y su proceso de lucha para alcanzar una entidad gremial única destinada a cumplir un rol de primordial importancia para la nación ecuatoriana, leal con el pueblo, con la niñez y la juventud, que luche junto a las organizaciones populares de trabajadores, campesinos, estudiantes, profesionales, intelectuales y padres de familia.

En el enfrentamiento constante a  las políticas anti populares de los gobiernos de turno, un 19 de abril de 1950, mediante Acuerdo Ministerial No. 624, el Poder Ejecutivo aprobó el Estatuto de la Unión Nacional de Educadores, UNE, dando vida jurídica  al único y legítimo sindicato de maestros.

La razón de ser de las satanizadas huelgas o paros de maestros.

Fue un 18 de mayo de 1977 en que el magisterio ecuatoriano iniciaba un Paro General de actividades exigiendo la expedición de la Ley de Educación y Cultura, el incremento del presupuesto, la nivelación de sueldos de los maestros primarios con el de los secundarios, establecimiento de la 7ª categoría para los Licenciados en Ciencias de la Educación, jubilación de la mujer a los 25 años de servicio sin límite de edad. Esta Plataforma de Lucha fue presentada a la dictadura, que respondió con la represión y el carcelazo. Lejos de amedrentarse por las amenazas de cancelación, el no pago por los días del paro, el enjuiciamiento a los dirigentes hechas por el Ministro de Educación el Gral. Dobronsky y el miembro de la Junta el Gral. Durán Arcentales, el magisterio continuó con la medida de hecho, mediante movilizaciones, asambleas, debates.

En Portoviejo fue asesinado Nicanor Farfán, estudiante del Colegio Olmedo Nocturno. Se clausuraron varios locales de la UNE. La dictadura estableció los decretos 1475 y 1476, mediante los cuales se ilegalizó la UNE y se enjuició a los dirigentes.  El día 13 de junio se inició la primera huelga de hambre en la historia de lucha del magisterio ecuatoriano, en todo el país exigiendo la atención gubernamental. Solamente en Quito participaron 27 maestros y 3 maestras, que fueron duramente reprimidos.

La dictadura estableció la terminación del año lectivo en la sierra y la suspensión de actividades en la Costa, ante lo cual la UNE convocó a clases, dando al traste con el boicot gubernamental”. Así terminó la que sería la primera huelga de hambre del magisterio.

En ningún país del mundo las y los maestros han paralizado sus actividades por intereses egoístas, sus derechos y los alcances democráticos de la educación pública  son fruto de la organización, unidad y lucha, realidad que vale estudiar, recrear, cuestionar y sobre todo conocer para no caer en los discursos que buscan satanizar el aporte y proceso de movilización de las y los maestros y su organización legítima la Unión Nacional de Educadores, hoy atacada y perseguida  por el actual régimen al no poder captarla o dividirla.

Los acontecimientos diarios permiten conocer que las y los maestros ecuatorianos han expresado capacidad al momento de defender sus derechos, pero también durante años y en momentos decisivos para el país, han expresado que son capaces de asumir grandes retos.

Para no irnos muy lejos en el año 20006, como un homenaje al Día del Maestro ecuatoriano, el entonces Ministro de Educación, Raúl Vallejo, creó el Premio anual "Juan Montalvo" para el educador, educadora que haya contribuido al desarrollo de la educación nacional, con el propósito de estimular el mejoramiento de la calidad de la formación ecuatoriana en sus diversos niveles y modalidades.

Los nominados para alcanzar el Premio Juan Montalvo en el 2006 fueron: Ángel Polibio Chaves Ortiz, postulado por la Confederación de Establecimientos Particulares Laicos, CONFEDEPAL, Segundo Pablo Armijos Ordóñez, postulado por la Confederación de Establecimientos Católicos, CONFEDEC y el  Programa Minga por la Esperanza, postulado por la Unión Nacional de Educadores, UNE

El máximo reconocimiento lo obtuvo en ese momento el  Programa “Minga por la Esperanza”. Programaque consistió en desarrollar toda una campaña de Alfabetización ideada por la UNE para lograr que alrededor del 10% de ecuatorianos que no sabían leer ni escribir, lo hagan.  El programa se aplicó en 112 cantones de las entonces 12 provincias y con mayor índice de analfabetismo, más de 35 mil ecuatorianos aprendieron a leer y escribir bajo el Programa “Minga por la Esperanza de la Unión Nacional de Educadores (UNE).

Originalmente este programa debió llevarse adelante en conjunto entre la UNE y el Ministerio de Educación, sin embargo el gobierno apenas transfirió 500 mil dólares de los 5 millones que se había comprometido. Frente a este inconveniente, la dirigencia de la UNE y del Programa Minga por la Esperanza tomaron la decisión de continuar con la alfabetización pese al incumplimiento gubernamental.

La UNE y los maestros alcanzaron un merecido reconocimiento a su labor en favor de la educación se otorgó el Premio Juan Montalvo y $5000 dólares que, por decisión del Comité Ejecutivo  Nacional de la UNE, se invirtió en el propio programa.

Estos acontecimientos permiten saludar y resaltar que el sistema educativo ecuatoriano tiene en sus filas a maestros, maestras conscientes, que cuando asumen un compromiso de clase realizan grandes hazañas.

 El maestro ecuatoriano es rebelde; no acepta las condiciones que le impone el opresor en ejercicio, su rebeldía se expresa al buscar alternativas organizativas para unir fuerzas, es un luchador social que ejerce adecuadamente su influencia en su comunidad educativa, en la gente, es un demócrata que escucha, cumple con sus responsabilidades, rinde cuentas de las mismas, la lucha contra lo viejo y caduco. Al estar ligado a la profesión más noble y humana tiende a transformarse a sí mismo, se esfuerza en ser solidario, sirve de ejemplo a sus estudiantes, motiva el amor a la patria, la defensa de la libertad.

Cuando la maestra chilena Gabriela Mistral visitó Ecuador expreso la siguiente frase: “Enseñar siempre: en el patio y en la calle como en la sala de clase. Enseñar con actitud, el gesto y la palabra”. El maestro y la maestra ecuatoriana durante décadas han brindando al mundo entero una lección de que sus labores diarias no pueden reducirse solo al aula de clases u oficina. El maestro y la maestra deben tener fuertes vínculos con la comunidad a la cual deben organizar, conducir en sus acciones; discute propuestas; involucra a los padres de familia en la educación de sus hijos. Tiene una práctica social que ha sabido dignificarlo.

¡Feliz día estimado maestra y maestro!

*Presidente Nacional de la FEUE,  Lcdo. En Ciencias de la Educación

0
0
0
s2smodern

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Portada

O opcion

Opción en tu e-mail

Sé parte de nuestra red, suscríbete al boletín electrónico para que recibas en tu e-mail las noticias al día.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Páginas amigas

ecuadorlibrered

kaos

inredh

cedhu 

 en marcha

conaie

tegantai

linea de fuego

 

opciontodos

Acerca de Nosotros

 

OPCIÓN es un periódico que circula a nivel nacional cada quince días. Se editó por primera vez el 21 de enero del 2001. Tiene una línea editorial que se identifica con los sectores populares y movimientos sociales del país, por eso es un medio de comunicación alternativo; alternativo a los intereses políticos, económicos, sociales y comerciales -hegemónicos capitalistas- que guían la acción de los mass media.

JSN Megazine template designed by JoomlaShine.com