Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

derrota correismo

Por: Remo Cornejo Luque

Toda la historia de la humanidad es la expresión de luchas de clases sociales. Han sido, son y serán pugnas de intereses económicos y políticos entre los detentadores del poder, que acumulan riquezas, versus quienes viven en la marginación, el abandono y la explotación inmisericorde, pese a la venta exagerada de su fuerza de trabajo. La lucha por un nuevo mundo, por una sociedad diferente, por el cambio social, está a la orden del día y perdurará mientras existan injusticias y desigualdades sociales.

La última década en América Latina, sus pugnas y contradicciones, las luchas sociales como parte de la resistencia popular y los niveles de represión; los gobiernos alternativos, su fracaso y escándalos de corrupción, el fortalecimiento y/o surgimiento de organizaciones de izquierda y el retorno de la derecha tradicional, etc., se inscriben en la búsqueda del cambio social de los pueblos del continente y del mundo.

El Ecuador, país pequeño por las felonías y cercenamientos territoriales sufridos, pero grande en su diversidad, riquezas naturales y potencialidades, con un pueblo laborioso, luchador y libertario, hoy vive un momento especial e histórico que marcará una nueva correlación de fuerzas políticas y un escenario diferente para la organización y lucha social.

Se trata de resolver la ecuación sobre la continuación de la década correísta, con sus más obsecuentes representantes, o de apoyar una opción, que aunque no responda al verdadero cambio social, se inscribe en la corriente del anti correísmo que supera el 60% de la población electoral.  

Mientras el binomio obsecuente de Rafael Correa, promueve las “bondades” del correísmo, gracias al manejo y despilfarro de más de UDS 300 mil millones, en obras viales, hidroeléctricas, pocas escuelas del milenio (todas con sobreprecios), etc., en plena campaña electoral vienen, ahora, a prometer plan “toda una vida” e incrementar los bonos, Desarrollo Humano y Vivienda, tal cual baratillo de ofertas, al mero estilo de la demagogia más ruin. A la par, persisten en la contra campaña, fustigando a la partidocracia de la cual han medrado, a acusar a toda la oposición que quieren destruir el “proceso revolucionario ciudadano” y que ellos son los únicos que defienden y representan al pueblo. ¡Tamaña barbaridad!

Por otro lado, la opción del anti correísmo, ahora liderada por Lasso, como una especie de “santa cruzada”, palmo a palmo, levanta las banderas de la Libertad y la Democracia.

Esta corriente generada producto del desgobierno, busca el 2 de abril decir BASTA a tanto autoritarismo y corrupción que durante 10 años ha reprimido y encarcelado a quienes pensamos diferente; que ha restringido la libertad de expresión, organización social y la democracia; que ha despedido a más de 150 mil trabajadores; que ha impedido la educación universitaria a más de 600 mil jóvenes; que ha utilizado al IESS como su caja chica y atentado a las jubilaciones; que ha endeudado al país en más de USD 40 mil millones e hipotecado nuestros recursos naturales; que quiere perpetuarse para tapar sus escándalos de corrupción (sobreprecios en obras, caso Petroecuador, Odebrecht y 2.000 casos más denunciados); que se cree dueño de la verdad y ofende a quien se le antoja; en fin de cuentas, es un rechazo a un régimen prepotente, antipopular y desgastado.

En esta coyuntura, lo lógico y sensato, lo coherente y objetivo, la posición consecuente acorde a la sintonía popular; lo democrático, de izquierda y revolucionario, para terminar con el enemigo principal de los pueblos y organizaciones sociales, encaramado en Carondelet; para superar una década de atropellos; para desmontar el poder concentrado del correísmo, a través de una consulta popular y/o asamblea constituyente; para fiscalizarlo y enjuiciarlo; para recuperar la democracia y las libertades ciudadanas, para que cese la criminalización de la protesta popular; para elevar y no para rebajar el nivel general de conciencia, el espíritu revolucionario, de capacidad de lucha y de victoria de los trabajadores y pueblos; es optar por el voto a favor de Guillermo Lasso.

Con seguridad esta posición será saludada por la mayoría de ecuatorianos/as, de organizaciones sociales y populares; y, a lo mejor, estigmatizada por una minoría obnubilada por las fauces dadivosas del correísmo y por ciertos izquierdistas, imberbes del marxismo.

0
0
0
s2smodern

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Portada

OPCION 342

Opción en tu e-mail

Sé parte de nuestra red, suscríbete al boletín electrónico para que recibas en tu e-mail las noticias al día.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Páginas amigas

ecuadorlibrered

kaos

inredh

cedhu 

 en marcha

conaie

tegantai

linea de fuego

 

opciontodos

Acerca de Nosotros

 

OPCIÓN es un periódico que circula a nivel nacional cada quince días. Se editó por primera vez el 21 de enero del 2001. Tiene una línea editorial que se identifica con los sectores populares y movimientos sociales del país, por eso es un medio de comunicación alternativo; alternativo a los intereses políticos, económicos, sociales y comerciales -hegemónicos capitalistas- que guían la acción de los mass media.

JSN Megazine template designed by JoomlaShine.com