Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

trump

Por Rolando Castro

Las elecciones realizadas en EEUU el pasado 8 de noviembre, mostraron al mundo  las profundas fisuras que existen al interior esa sociedad, marcada por la crisis descargada sobre millones de trabajadores,

con un enrome endeudamiento, con astronómicos gastos militares usados para mantener el dominio imperialista norteamericano en varias regiones del mundo, con un sistema de elecciones atrasado, que dista mucho de la mayoría de países donde el sistema burgués de elecciones se realiza por votación directa.

La reñida contienda electoral dio el triunfo al multimillonario empresario Donald Trump, auspiciado por el Partido Republicano quien derrotó a la representante del Partido Demócrata  Hillary Clinton.

Para muchos resulta absurdo que la persona que recibe más votación popular pierda las elecciones. Los datos publicados dan a Hillary Clinton 64.227.373 papeletas frente a 62.212.752 de Trump, (reporte de Cook Political), una diferencia de más de 2 millones de votos. Es decir, en EEUU, quien obtiene más votación popular pierde las elecciones. Esto sucede porque el sistema establece que debe ganar el Colegio Electoral, compuesto por 538 votantes de todos los estados. A cada estado se le asigna un número de electores de acuerdo a su población, por ejemplo California tiene 55 electores, quien obtenga 28 de esos electores se lleva los 55.Trump, que solo necesitaba alcanzar 270 de los 538 votos electorales, obtuvo 306 frente a 232 de Clinton.

Estaban habilitadas para votar 237 millones estadounidenses, de los cuales no acudieron a  votar el 49%, mostrando indiferencia ante las elecciones. Situación grave si se toma en cuenta que los candidatos, tanto a la presidencia como al parlamento, las empresas y los monopolios que intervienen en la contienda, invirtieron alrededor de 6 mil millones de dólares para atraer votantes, haciendo de esta la elección más cara de la historia.

Para varios analistas el crecimiento de la votación de Trump – que no aparecía como el favorito – se produjo porque logró conectarse con el descontento de millones de trabajadores blancos empobrecidos que perdieron sus trabajos por efecto del traslado de las empresas norteamericana hacia otros países donde la mano de obra es más barata ( $3 la hora en México, frente a $20 en EEUU) cuya situación y la de millones de norteamericanos se agravó por efectos de la crisis del 2008, recordó que 60 mil empresas han cerrado en los últimos 15 años y se han perdido 5 millones de puesto de trabajo industriales bien pagados.

Levantó un discurso xenófobo y racista, particularmente contra los migrantes mexicanos y latinos, ofreció con expulsar  a 11 millones de migrantes indocumentados, que viven con bajos salarios. Arremetió contra los tratados de libre comercio, y hablo de poner altos aranceles a los productos de otros países y a empresas norteamericanas que no regresen a instalarse en EEUU. Acuso a los demócratas de ser los creadores del estado islámico, reavivó los sentimientos de “gran nación norteamericana”, habló de retomar para EEUU el papel de potencia hegemónica muy venida a menos en estos años. Señaló a la  OTAN como inútil para el combate al terrorismo y hablo de establecer relaciones con Rusia para el combate a ISIS.

El discurso populista, manipulador, agresivo, de confrontación contra  las elites financieras, militares, políticas, con los medios de comunicación,  le dio credibilidad y autoridad. Rompió con la quietud con la que los demócratas y Clinton pretendían llevar la campaña. Porsupuesto esto no quiere decir que está en contra de ellas, al contrario, siendo él mismo parte de las elites económicas de EEUU su objetivo al igual que el de Clinton es defender esos intereses.

Los resultados electorales dieron el triunfo a  expresiones más reaccionarias y derechistas, las diferencias con Obama o Clinton son muy pequeñas. Esto traerá repercusiones para el mundo; políticamente estimula a las fuerzas derechistas que pugnan por el poder en Europa y América Latina, se afirmara la línea de dominación  norteamericano, usando la agresión y la guerra. En economía se aplicaran determinadas medidas proteccionistas, sobre todo con China y otros países, la expulsión de latinos aumentará los índices de desocupación en los  país de los que son originarios Respecto a relocalizar las empresas norteamericanas en su territorio, está por verse; es muy difícil que los monopolios que se benefician de la mano obra barata de otros países regresen a su país a pagar salarios más altos  solo por puro patriotismo.

Muchas cosas están aún por verse.

0
0
0
s2smodern

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Portada

O opcion

Opción en tu e-mail

Sé parte de nuestra red, suscríbete al boletín electrónico para que recibas en tu e-mail las noticias al día.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Páginas amigas

ecuadorlibrered

kaos

inredh

cedhu 

 en marcha

conaie

tegantai

linea de fuego

 

opciontodos

Acerca de Nosotros

 

OPCIÓN es un periódico que circula a nivel nacional cada quince días. Se editó por primera vez el 21 de enero del 2001. Tiene una línea editorial que se identifica con los sectores populares y movimientos sociales del país, por eso es un medio de comunicación alternativo; alternativo a los intereses políticos, económicos, sociales y comerciales -hegemónicos capitalistas- que guían la acción de los mass media.

JSN Megazine template designed by JoomlaShine.com